«Cuckold», la nueva manera de ser infiel

La infidelidad es vista como una de las situaciones más graves en una pareja. De hecho, hasta hace no muchos años en Argentina, el adulterio estaba penado judicialmente. El acto de tener relaciones con un tercero implica una traición en la pareja, al punto de ser -en ciertos casos- causal de separación.

Sin embargo, hay una tendencia que crece y se expande día a día que llama la atención. Su nombre es «Cuckold» o «cuckolding» y proviene de «cornudo» en inglés. Lo que comenzó como una preferencia sexual propia de un nicho reducido, a cuyos participantes los señalaba con el dedo casi como «pervertidos», se transformó en un fenómeno masivo.

picasion.com_114f3c3eb7ca83a958b0f9d61a9db48b.gif
Guarde este número y envíe un mensaje con la palabra ALTA al 55-3006-7292

La peculiar modalidad consiste en que una mujer -casada o en pareja- tenga relaciones sexuales con otro hombre y luego le cuente al detalle la experiencia que vivió a su novio o marido. (Algunas parejas refieren que el marido podrá estar presente durante el encuentro sexual, pero como observador). Según lo relatan, la llama de la pasión en la pareja se reaviva con gran intensidad.

La comunidad en internet dedicada al cuckolding crece día a día. Incluso en gran parte del mundo se ha convertido esta practica un modo de vida en pareja, existiendo club, foros, páginas de internet para encuentros y más.

Los foros y comunidades dedicadas a la modalidad de intercambio de pareja crecieron en forma exponencial en los últimos años. Por caso, las búsquedas sobre el tema en Google se duplicaron en los últimos 12 años. Incluso Reddit, el sitio web de marcadores sociales y de noticias, le brindó un espacio al cuckolding.

En la actualidad, el fetiche despierta un gran interés en los profesionales de la psicología. Se preguntan qué lleva a los hombres a disfrutar de ver a sus parejas en una relación sexual con otro o que les cuenten tal experiencia. Algunas teorías -las más radicales- la explican desde la presunta bisexualidad reprimida; otros, que depende del orgullo de ser libres que sienten los hombres una vez que se concreta el cuckolding.

«Es esencial comprender que lo que podría ser humillante de imaginar a una esposa teniendo relaciones sexuales con otro hombre puede transformarse en algo que no es humillante en absoluto, sino en algo tremendamente erótico», sostuvo el psicólogo David Ley, autor de Esposas insaciables, a Psychology Today.

«Cuando un hombre heterosexual convencional se atreve a visualizar a su mujer violando sus votos maritales y, posiblemente, animándola a ello, está jugando un rol vital en lo que podríamos llamar una ‘doble transgresión’ de las normas sociales», explicó.

El especialista detalló las dos transgresiones en las que incurriría el hombre: «Por un lado, está visualizándose a sí mismo como ‘cornudo’, pero está en pleno control de la infidelidad, por lo que sus ‘fantasías prohibidas’ pueden ser especialmente gratificantes».

banner_espacio_disponible
PUBLICIDAD

¿Qué buscamos con este fetichismo?

Los expertos opinan sobre el motivo por el que esta práctica sexual puede llegar a gustar a un determinado tipo de personas, en su mayoría hombres (Aunque a muchas mujeres reconocer gustar de este ambiente sexual):

  • Para algunos se considera como una variante del masoquismo. Sentirse humillado por parte de la pareja es importante para los defensores de esta variante. Pero el hecho de que a los practicantes de esta modalidad no les atraigan otras formas de sadomasoquismo hace que se descarte de algún modo esta opción.
  • Según otras teorías no sería una forma de ser dominado sino más bien de dominar puesto que es el hombre el que decide cuándo y en qué condiciones le engañan.
  • Se puede creer en otros casos que se trata de una forma de escapismo, o lo que es lo mismo, sus defensores lo utilizan inconscientemente para eludir sus propias responsabilidades sexuales en otro hombre.
  • También hay quien opina que el hecho de convertir a la mujer en un objeto hipersexual, tremendamente deseado por otro hombre, mientras que uno piensa que sigue siendo su “propietario”, hace que haya personas que lo sientan como un símbolo de estatus.
  • Enmascarar la bisexualidad es otra de las posibles explicaciones. Hacer creer que es la mujer la que produce la excitación y aprovechar esta mascara para observar a un hombre sin tapujos realizando el acto sexual, podría ser otro de los motivos de su práctica.

Sea la explicación que sea, está claro que quienes lo practican de manera libre y consciente disfrutan plenamente de este fetiche. En la libertad y necesidades de cada ser humano está llevarlo a la práctica o por el contrario, calificarlo como un acto imposible o satisfactorio.

“En el fetichismo, el sexo echa abajo las barreras entre los mundos orgánico e inorgánico. Vestidos y adornos establecen con él sus alianzas”.

-Walter Benjamin-

 

POR LA REDACCIÓN,
CON INFORMACIÓN DE AGENCIAS
facebook@TITULARES 24NEWS
twitterbird_rgb@TITULARES24HRS 

Este material cuenta con derechos de propiedad intelectual, queda expresamente prohibido la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización por escrito de Business Group S. A. de C. V. Comunícate con nosotros, O puedes suscribirte a nuestro Newsletter. Es importante que conozcas nuestro Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

3 comentarios

  1. He investigado mucho del tema.
    Llevo más de 15 años de casado y en ningún momento he sentido ser bisexual. Pero me llama mucho la atención ver cómo podría llegar a disfrutar mi mujer con otro hombre. Se lo he propuesto infinidad de veces. Pero ella aún no se ha animado.
    Sigo esperando de manera perseverante el momento donde ella me diga que aceptará a dar el primer paso.
    Alguien tiene ya experiencia en esto y podría decirme cómo lo logro? Cómo logro convencer a su mujer? O alguna mujer que ya lo haya hecho darme un consejo de qué podría funcionar?

    Saludos !

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s